Tormentas solares una amenaza latente al planeta tierra

La astronomía encargada del estudio del universo y sus cuerpos celestes así como también los planetas, satélites naturales, asteroides y todo este tipo de cosas, ha visto con preocupación la frecuencia con la cual se están observando algunos destellos de luz radiante dentro del astro rey.

Estos relámpagos o destellos de luz, responsables del alumbramiento del universo, inicialmente se pensaba que era procedente de las estrellas, sobre todo de aquellas más jóvenes, cuya energía por ser nueva es más brillante, pero no lo fue así, se trata de tormentas solares, las cuales según los entendidos podrá en peligro al planeta tierra.

Los especialistas indican que,  el peligro radica en las explosiones solares que se observan como tormentas, de continuar, dicen los analistas, existe la posibilidad muy cierta de que la tierra se ubique en el sendero señalado por la onda de radiación calórica y por tanto llegue hasta al planeta afectando sobre todo en los equipos de alta tecnología.

Como fue el descubrimiento el fenómeno solar

El hallazgo de estas súper erupciones del sol se dio a través de una novedosa herramienta como el telescopio espacial Kepler, cuyo trabajo es la búsqueda de planetas o estrellas que giran alrededor del sol o de estrellas que están alejadas de la tierra, sin embargo el extraño brillo llamó la atención y fue entonces cuando se dio inicio a las investigaciones mediante las cuales se determinó este atípico comportamiento del sol.

Investigadores del Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial de la Universidad de Colorado han indicado que la posibilidad de que la tierra pudiera presenciar de cerca estos fenómenos producidos en el astro rey aproximadamente en 100 años, sin embargo, estudiosos de la Agencia Espacial Europea y del Observatorio Apache Point en Nuevo México iniciaron un estricto proceso de análisis estadístico para conocer la frecuencia de las erupciones solares y tomar las medidas pertinentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *