El boom de turismo astronómico

El turismo en líneas generales, por su condición de ser sinónimo de aventura, está echando mano de los diferentes espacios para agarrarse y de ese modo,  seguir a la vanguardia del esparcimiento y la distracción que todos los seres humanos siempre andamos buscando bien sea solos o con la familia.

Es así como han surgido nuevas propuestas del turismo en todo el mundo, ahora vemos como ciudades enteras se dedican al turismo social, o de aventura, extremo, en fin, cada país en el globo terráqueo ofrece sus virtudes naturales o no,  con diferentes atractivos para llamar la atención de sus visitantes, bien sean estos locales o venidos de otros lares.

De este modo ha salido a la palestra pública el llamado astroturismo o turismo astronómico,  el cual tiene como principal recurso de explotación el cielo en toda su dimensión, las estrellas, la luna y los astros, los cuales son observados obviamente a través de telescopios y en sitios prediseñados con tal propósito.

Que se necesita para ser destino astroturismo

A pesar de que se ve simple no lo es tanto, pues los requerimientos para  convertirse en destino turístico en materia de astronomía, se deben cumplir con ciertos pasos y requerimiento para que la experiencia sea difícil de olvidar y fácil de vivir y disfrutar a plenitud.

Las naciones no sólo deben tener ese potencial, sino que dentro de sus elementos para lograrlo deben tener entre otras cosas, una ubicación geográfica de privilegio, acompañada de un cielo nocturno despejado con un porcentaje muy reducido de contaminación lumínica y por supuesto la necesaria o mínima estructura turística en cuanto hospedaje, así como también el personal con el conocimiento apropiado para su función de guías en materia de astronomía.

Dentro de los destinos que se conocen con estas características fundamentales, se puede contar con Desierto de Atacama en Chile, también Canadá y las Islas Canarias, sin embargo también México y Venezuela también cuentan con la estructura adecuada para el disfrute del turismo astronómico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *