Delantales y mandiles para la cocina

El delantal o mandil es una pieza externa que se ajusta en el cuello y cintura con la finalidad de proteger al usuario y sus vestimentas también. Está fabricado en materiales resistentes que pueden ser textiles, plásticos, goma, cuero, plomo, materiales aluminizados entre otros, dependerá de la profesión y actividad de quien lo usa.

Uso del delantal en la cocina

El uso del delantal en la cocina ya sea la de nuestro hogar, de grandes restaurantes o cocinas industriales es de carácter natural y obligatorio, ya que no solo protege a los que los usan de salpicaduras, quemaduras y otras eventualidades propias de estas áreas, sino que también aportan higiene al trabajador al preservar sus ropas.

En este sentido existen delantales originales de cocina, los cuales se pueden encontrar en el comercio ya que hay muchas empresas dedicadas a su confección, comercialización y venta. De igual manera resulta muy sencillo elegir un buen textil resistente, unicolor o estampado, crear un diseño original y finalmente un buen costurero. 

El delantal en la hostelería

La actividad de hostelería a través de la prestación de servicios de alojamiento y comida cuenta con gran cantidad de personal en diferentes áreas tales como mantenimiento, mucamas, mesoneros, camarero del bar, cocineros; cuyas actividades requieren la utilización de diferentes tipos de delantales, no solo agradan estéticamente a los clientes sino también protegen el resto del uniforme.  

Es así como muchas empresas ofrecen delantales profesionales de hostelería fabricados con materiales resistentes y duraderos, en diferentes modelos con peto, largos y cortos, sin peto, largos y cortos, con bolsillos o sin estos depende de la actividad del personal, diferentes colores según sea el área de servicio incluso algunas veces personalizados para un hostal en particular. En fin, cubren la gran demanda existente de este implemento en este importante sector comercial.