Qué es un hosting

El hosting o alojamiento web es un servicio por medio del cual se puede publicar una página, sitio o aplicación en internet, las empresas que ofrecen este servicio bien sea de forma gratuita o de pago alquilan un espacio en sus servidores en los que se alojan los archivos y datos que necesita el sitio web para mantenerse activo y pueda ser accesado por usuarios y visitantes.

Los proveedores de hosting cuentan con servidores que trabajan de manera ininterrumpida, así los sitios web alojados en ellos están disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana, lo que permite que puedan ser visitados y mantener sus servicios disponibles en cualquier momento, además se encargan de el contenido de un sitio como texto, vídeo, audio, imágenes, archivos, etc pueden ser transferidos a cualquier navegador web.

Las empresas de hosting como SiteGround se encargan también de la seguridad, garantizando que los sitios web alojados en su servidores están protegidos contra ataques de ciberdelincuentes, una de las ventajas de este servicio es que es global, es decir puedes contratarlo desde cualquier lugar del planeta, independientemente de la ubicación física de los servidores. 

El servicio de alojamiento, como vemos en https://www.codigohosting.com/siteground/, permite se puede publicar y mantener activo un sitio web a costos realmente asequibles, ya que tener que contar con un servidor de alojamiento como tal resulta algo sumamente costoso, por ello se prefiere alquilar el espacio necesario en uno totalmente funcional.

Cómo funciona el servicio de hosting.

Cuando se piensa en publicar una página o sitio web es necesario contar con el espacio suficiente en un servidor para alojarlo, un servicio que prestan los proveedores de hosting, se contrata un plan adecuado a las necesidades del sitio y se puede almacenar bases de datos, archivos y medios en dicho servidor, además el dueño del sitio tiene la posibilidad de adminístrarlo.

Las empresas de hosting cuentan poderosos servidores que son ordenadores de gran potencia que cuentan con los procesadores, memoria RAM y capacidad de almacenaje en disco de la suficiente capacidad para alojar diversas webs, facilitando sean visibles en internet y estén disponibles en todo momento.

Cuando un usuario escriba el nombre del dominio del sitio en la barra de direcciones de su navegador, o seleccione al sitio a través de los resultados de una búsqueda en un buscador web, el servidor transfiera los elementos necesarios para que la solicitud sea atendida y el sitio pueda ser visitado.

El servicio de hosting es un servicio de alquiler, como tal se selecciona un plan que incluye espacio y recursos y se debe pagar un monto mensual, trimestral, semestral o anual, para disfrutar de manera continua del servicio, los proveedores ofrecen distintos planes que se ajustan a las necesidades y presupuesto de los clientes, muchos de estos proveedores ofrecen planes escalables para que los sitios web puedan crecer.

Un hosting ofrece además a sus usuarios la posibilidad administrar sus sitios a través de un panal de control remoto con una interfaz amigable, el más comúnmente utilizado es cPanel, una poderosa herramienta que facilita la administración todos los servicios asociados a un sitio desde un mismo lugar y con un alto nivel de eficiencia, incluso para usuarios de poca experiencia.