¿De qué se tratan los seguros de coches?

Un coche es sin duda alguna una de las herramientas más importantes para el día a día, con las intensas rutinas del día a día, es preciso poder contar con un medio de transporte que permita llegar siempre a tiempo y cumplir con cada actividad. Como resultado, es vital que el coche siempre esté protegido y para ello lo mejor es garantizar un seguro de coches.

Al respecto, es una forma de proteger el coche ante cualquier tipo de riesgo, cubre o indemniza los daños que pueda sufrir el vehículo en caso de accidente o robo. Es decir, es un contrato que se establece con una empresa de seguros, esta pagará posteriormente las indemnizaciones según la póliza que se haya elegido o acordado.

¿Cuáles son los daños que cubren los seguros de coches?

Cada una de las empresas o compañías de seguros cuentan con un conjunto de pólizas particular, pero de manera general las coberturas se clasifican según el objeto afectado por el accidente o evento.

Por ejemplo, existen seguros con cobertura a la persona, estos implican la Responsabilidad Civil Obligatoria / Voluntaria, el seguro del conductor, la asistencia en viaje y la cobertura de defensa jurídica.

También los seguros con cobertura al coche, como daños propios, incendio, robo y cobertura de lunas, por último, los seguros con coberturas complementarias, los cuales comprenden la defensa en multas, el préstamo de reparación, vehículo de sustitución, retirada del carnet de conducir y grandes daños. 

Por otro lado, la mayoría de países establece como obligatorio el seguro de responsabilidad civil del automóvil y en ocasiones, dentro de esta misma póliza se pueden incluir otras coberturas que se consideren necesarias. 

En resumen, el seguro de coches es una necesidad básica para conducir, es la mejor forma de garantizar el bienestar y proteger el patrimonio y poder contar con una solución ante cualquier eventualidad, para más información pincha aquí.