Identificando la balanitis

Los hombres pueden ver afectada su salud a través de problemas en su zona íntima y uno de ellos es la balanitis, el cual puede dar lugar a otras complicaciones de mayor magnitud, afectando directamente su calidad de vida, en este sentido conviene identificar y saber de qué se trata, pues la prevención es un tema de enorme relevancia y es vital para asegurar el bienestar.

¿Qué es la balanitis?

Las glándulas peneanas generan un material al que se conoce como esmegma, pero cuando este se acumula en el espacio balanoprepucial por la incorrecta o deficiente higiene del pene, puede generar infección y con esta el glande se inflama, esto es lo que se denomina balanitis

Asimismo, entre sus síntomas se encuentran dolor durante el momento de la micción, escozor, enrojecimiento, llagas de color rojo justo en el glande, dificultades para lograr la retracción del prepucio y secreción uretral que puede tener mal olor. 

¿Cuáles son las causas de la balanitis?

Existe un conjunto de diversos aspectos que pueden lugar a la balanitis, es preciso identificarlos para posteriormente evitarlos, se trata de:

  • Higiene incorrecta: la zona íntima masculina requiere de una completa higiene para eliminar cualquier bacteria o microorganismo, cuando estos están presentes pueden dar lugar a infecciones y por lo tanto a la balanitis.
  • Fimosis: la fimosis es una anomalía caracterizada por la imposibilidad de retraer el prepucio, cuando esto sucede y no es tratado puede tener ciertas complicaciones como la balanitis. 
  • Alergias: en ocasiones el contacto con ciertos elementos puede resultar irritante, por ejemplo, jabones o el uso de preservativos y esto da lugar a la balanitis.
  • Hipersensibilidad: esta puede ser de tipo postcoital o por alguna razón traumática.
  • Enfermedades: algunas enfermedades desencadenan la balanitis, como la diabetes y las infecciones de transmisión sexual. 

Por otra parte, muchos pacientes se preguntan cuanto dura la balanitis, al respecto puede desaparecer rápidamente siempre y cuando sea tratada de inmediato, de lo contrario, puede dar lugar a ciertas complicaciones, por ejemplo, problemas de mayor gravedad como relaciones sexuales de riesgo, inmunosupresión, diabetes mellitus, problemas en cuanto al riego sanguíneo en la punta del pene y hasta cáncer de pene. 

¿Cómo prevenir la balanitis?

La balanitis es un problema que se puede prevenir, para ello lo principal es mantener una correcta higiene de la zona íntima masculina con agua y jabón, es preciso mantenerla limpia y seca. Igualmente, en caso de que la inflamación se produzca por causa de algún tipo de preservativo en específico, conviene cambiarlo por otro tipo de protección.

En cuanto al tratamiento, una vez la balanitis ya se ha hecho presente, es imprescindible acudir al médico especialista para que evalúe las particularidades de cada caso y en función de ellas pueda recomendar la solución más conveniente, por ejemplo si la balanitis se debe a infecciones, pueden ser recomendadas pomadas junto a tratamientos sistémicos, si se debe a fimosis, la circuncisión suele ser el tratamiento recomendado. En resumen, la balanitis es la inflamación del glande del pene pero puede ser tratada.