Los mejores consejos para planchar

Luego de lavar la ropa y del proceso de secado, muchas de las prendas quedan totalmente arrugadas y esto es imposible de evitar, así que el planchado también se convierte en una de las acciones inevitables, a menos que se quiera salir de casa con la peor apariencia gracias a las múltiples arrugas en la ropa, sin duda esto arruina por completo cualquier atuendo.

Ahora bien, para que la ropa quede perfectamente planchada, es preciso seguir un conjunto de consejos o recomendaciones, incluso ayudan a que la labor de planchado sea rápida y simple, estos a continuación.

Contar con la mejor plancha

Para un planchado perfecto se requiere de una buena plancha, las planchas de vapor son excelentes para ello, garantizan resultados estupendos y son fáciles de usar, incluso es posible encontrar distintos modelos según cada necesidad como las verticales. Además, se requiere de una buena mesa de planchar, cómoda y estable, se trata de tablas metálicas con una funda especial.

Prestar atención a la temperatura

La temperatura es un rasgo fundamental que determina el éxito en el planchado y se debe ajustar según el tipo de tejido. Por ejemplo, el algodón y el lino necesitan de altas temperaturas y la aplicación de vapor, la seda exige una temperatura baja, una pasada ligera con vapor y con las prendas del revés. 

Mientras que las prendas de nylon, el poliéster y fibras que sean acrílicas se deben planchar con temperatura tibia y la lana con una temperatura caliente y a través de varias y rápidas pasadas. 

Humedecer las prendas 

Este es un paso de gran utilidad, ya que contribuye a que el procedimiento sea más simple, toma apenas unos segundos y se puede hacer con pulverizador, por supuesto, se debe realizar antes de iniciar el planchado.

Planchar las camisas y pantalones

En este caso lo mejor es iniciar con el cuello, ir del extremo hasta llegar al centro y en los lados, después planchar los puños y estirar las mangas hasta eliminar todas las arrugas de abajo hacia arriba y terminar con todo el cuerpo de la prenda, la parte de la espalda y la delantera. Luego colgar en una percha hasta que se enfríe. 

En cuanto a los pantalones, iniciar en los bolsillos y la cintura, seguir con las piernas y por último los dobladillos. Si se trata de pantalones de vestir, conviene planchar poniendo un paño de algodón o papel kraft sobre la tela para protegerla. 

Planchar prendas de color negro

Con las prendas de color negro es importante tener cuidado para evitar que queden brillantes, esto les da un aspecto como si estuvieran usadas, por ello se debe poner un paño húmedo antes de iniciar el planchado.

Prendas con bordados y aplicaciones 

Las prendas que incluyan bordados se deben planchar del revés y poniendo un paño grueso bajo la prenda para evitar que el bordado se aplaste. Si tienen ilustraciones impresas, planchar al revés y con una temperatura media y si la ropa incluye botones, evitar tocar con la plancha cuando se bordeen.